no ponemos cookies

jueves, 15 de diciembre de 2011

organito

http://twitpic.com/show/large/7rgs0x

PUNTA BY G.ALFANO

.---
| MÁS DE CULTURA
Bajo las estrellas en ritmo de dos por cuatro
Velada de lujo: Frade y Lima junto a grandes músicos
Homenaje: tango y candombe recordaron al Chiche Tagliabúe, el violinista de la bohemia
Julieta Denevi en la semana del tango de San José
Los ganadores actuarán en la Fiesta del Mate 2012
Como dos extraños
- Certamen "El organito"

CC: 1 destinatario
Mostrar detalles
Texto del mensaje

http://www.primerahora.com.uy/5068-bajo-las-estrellas-en-ritmo-de-dos-por-cuatro.html
--- El jue 15-dic-11, Atilio Spadaro escribió:

De: Atilio Spadaro
Asunto: Obras ganadoras - Certamen "El organito"
Para: "Centro Cultural del Tango"
Fecha: jueves, 15 de diciembre de 2011, 2:23

Para disfrutar antes de las fiestas

Como cada año es un inmenso placer compartir con Uds. las obras ganadoras de nuestro Certamen Literario anual. Como fuera adelantado

en la crónica de Rubén Fiorentino, publicada ayer, el oriental Horacio Silva Fagúndez se alzó con el primer premio en el rubro Cuento

Breve, con su obra "Dos funciones de un organito", mientras que José Luis Frasinetti se coronó en Poesía, gracias a los versos de

"Díptico para una pena", trabajos que publicamos a continuación, a sabiendas que las disfrutarán como nosotros.


Dos funciones de un organito

La primera entrada del organito y el organillero sordo al café y bar "Los amigos de Yatasto" fue más trágica que la segunda y

ocurrió una tarde de otoño. Una tormenta, venida desde quién sabe qué profundo agujero del infierno nacido y criado en el Río de la

Plata, había oscurecido la ciudad. Adentro, en el café, las mesas empezaban a chirriar adivinando la humedad que sería inminente en

unos minutos. Recuerdo que yo había llegado una media hora antes, y me entretenía dibujando círculos de agua en la mesa con el fondo

de mi vaso de ginebra. Todos los de siempre estaban allí. Y también, atraídos por la lluvia que ya se oía en los techos de las

cuadras cercanas, algunos desconocidos, que fueron los que desparramaron y malentendieron esta historia. Antes de que el organillero

entrara, había un profundo silencio, nadie puede decir hoy que fuera la calma que precede a la tormenta o un preámbulo artístico

impuesto por el destino para la música de los tiempos idos que estaba por llegar. Desde mi mesa podía ver a la gente corriendo afuera

y a las sombras de adentro: López deshilachaba unas hebras de tabaco, Rombito y Juan sacudían el polvo de tiza de la mesa de billar,

esperando una pareja contrincante, los hermanos Lucio miraban a los que entraban con curiosidad, temiendo como siempre el ingreso de

algún cana y los jugadores de truco alisaban las cartas que también empezaban a arquearse por el aire pastoso que entraba por las

rendijas. Un trueno descomunal hizo temblar las paredes, las botellas se sacudieron un fantasma de polvo y los carteles de chapa que

promocionaban bebidas que ya no existían largaron al piso cascarones de herrumbre. En ese momento se cortó la luz, y con en el último

eco de la descarga, un segundo antes del aguacero, entraron el organito, su ejecutante y la cotorrita mojada que parecía como muerta

en su hombro.
-Disculpen señores, pero entro para proteger el instrumento-dijo, entre guiños.
-Dele, nomás-le respondió el gallego desde atrás del mostrador, mientras encendía un farol.
Era un hombre flaco, o enflaquecido, usaba un sombrerito bombín y vestía un traje marrón, de trama transparente, un pañuelo blanco o

amarillo le cubría el cuello que parecía el de un gallo viejo, con barba y bigotes quemados por el tabaco. . A pesar de la falta de

carnes, se las arreglaba muy bien para levantar y mover la caja de madera a la que le quedaban dos de tres patas La cotorrita,

comparada con el organillero, parecía la reina de Inglaterra. Todos giramos para mirarlos, mientras él pedía una caña y buscaba una

moneda en los bolsillos. López me miró porque adivinó que no tenía. Ya calculaba que uno de los dos le pagaría el beberaje al viejo y

me hizo saber con una mueca en su boca que “dejá, hoy me toca a mí”.
-Eh, amigo-dijo poniendo la mano cerrada sobre el mostrador- los parroquianos invitamos si usted hace sonar el organito, aunque más

no sea para que no se escuche la tormenta.
Nos pareció que el viejo agradeció el convite con los labios ya puestos en el borde del vaso. Bajó la caña de un tirón, ante la

mirada de reprobación del gallego a López que se escudaba alzando los hombros y poniendo cara de inocente, como si no hubiera podido

evitarlo. Al bajar el vaso, López le hizo señas al gallego para que le llenara otra vez, pero el organillero se apartó del mostrador

y tomó la posición de alguien que está por cavar un pozo en la piedra mientras se secaba los bigotes con la palma de la mano. Un rayo

iluminó a todos de un modo extraño, como una especie de disparo que queda grabado para siempre en la memoria.
-Bueno, vamos a trabajar-dijo, poniendo a la cotorrita en el borde de la caja sonora.-Pídanle a Clementina que les diga la suerte y

después vemos con qué repertorio andamos.
López miró a todos con complicidad y se agachó un poco hasta el ave. “A ver, Clementina, qué tenes para nosotros”. El bichito sacó

una tarjetita azul violeta de una caja de fósforos que estaba pegada a la madera. López, esperó que un trueno se acabara y leyó,

dicharachero
Viejos amores de tu vida/ no te dejan olvidar/ Cómo duele haber amado/ cómo duele recordar
El cilindro empezó a girar. Las notas volaron y una profunda melancolía de la que hacía tiempo estábamos privados nos hizo sonreír.

“Música de organito” y “Cotorrita de la suerte”, pensé mientras los acordes recorrían un repertorio de melodías olvidadas y

pintorescas. Reconocimos solo algunas “Empujá que se va a abrir”, “Rodríguez Peña”, “El otario”, “El porteñito”…Con los ojos

cerrados, el organillero rotaba el manubrio con una mano y con la otra sostenía firmemente una de las paredes de la caja, y sonreía

una sonrisa rara, que parecía en un llanto, con varias caras al cielo raso, como en un trance.
Pero entonces ocurrió la tragedia. Se hizo un breve silencio, la manivela giraba con un crujidito rasposo y silbante que no le

habíamos oído hasta entonces y empezó a atacar con “La morocha”. Los que seguían el ritmo con el pie o con las manos quedaron como

petrificados. Las miradas se cruzaron en la penumbra y fue López el que se animó a decirle:
-Ese tango, aquí no se toca.
El viejo no lo escuchaba y seguía dale que te dale con la manijita.
-Que ese tango, acá, no se toca. ¿Me escuchás? No se toca.
Nada. López y otros lo tomaron por los hombros, lo levantaron por los aires y lo tiraron afuera con cotorrita, organito y todo, al

agua.
-Viejito de porquería-dijo uno, mientras lo mirábamos ponerse el sombrero aguado y alejarse sin entender, como quién huyera del

diablo que acaba de saludarlo con una lengua de fuego.
Y nos quedamos allí todos los demás, pensando en la morocha, en la nuestra. Una mujer inolvidable y esquiva que bailó por estos

andurriales como ninguna otra. Nos quedamos maldiciendo a quien nos había vuelto a despertar la nostalgia por unas pantorrillas como

columnas griegas que hacían perder el sueño y un escote interminable, embrujador e interminable. Y el dolor perdido, el que

pobremente habíamos tapiado con rutinas inocentes, que multiplicado recobrábamos ahora, parecía más sangriento, más vivo, más rojo.

Ojos y labios de mujer venían a formarse en las sombras de los relámpagos; susurros de amor imposible nos torturaban con cada trueno.

Descansábamos de cada lagrimón con un “viejo de porquería”, como un bálsamo de venganza ante los gemidos de bufoso que nos había

quedado en el pecho después de escuchar su tanguito criollo. ¿Dónde estaría ahora? ¿Qué oscura barra de miserables estaría paseando

las pupilas por sus tobillos y muslos que volaban, por su melena renegrida de ángel caído?

***
Pero antes de la segunda entrada, ocurrió el episodio de la mujer del pasado. Fue una tarde de primavera, qué ironía. Todos estábamos

alrededor del radio de transistores recalentados. Se transmitía un Argentina-Uruguay que más debiera llamarse un Buenos Aires-

Montevideo, porque qué técnico de los buenos conoce a las verdaderas luminarias escondidas en campitos o potreros que están más allá

de los límites del Riachuelo, la General Paz o el Río Santa Lucía. Aburridos, ya no esperábamos un gol, sino que alguno de los

centros half viera una roja por jugársela por su patria metiendo un tremendo patadón que le cortara la carrera a un hermano del

Plata, cuando de pronto se escuchó la voz de la mujer pidiendo un guindado y una ginebrita. La miramos boquiabiertos, sin creer, sin

querer creer por piedad. Tomó sus bebidas extrañamente mezcladas, nos sonrió a quemarropa, con cierta tristeza, con cierta vergüenza,

y se fue. La seguimos, mudos y absortos hasta la puerta, López le preguntó a Rombito:
-No era, ¿no?
-No, no era. Esta es mayor…otra mujer, mucho más mayor.
El tiempo, implacable, nos daba una bofetada a cada deslucido vaivén de las caderas de aquella mujer.
Un pibe que siguió escuchando el partido se nos vino gritando “¡Ehhh, echaron a dos uruguayos y un argentino le está dando la biaba

al juez!, ¡se puso bueno, se puso!” Nadie le prestó atención, solo teníamos oídos para las mentiras que nos estábamos inventando.
***
Unas semanas, unos meses, unos años después- quién puede decirlo con certeza- “Los amigos de Yatasto” se preparaba para una merecida

desratización y limpieza de plagas, impuesta a punta de revólver por el municipio y bajo amenaza de cierre. Todos esperábamos en la

vereda la llegada del DDT. Yo pude ver un puntito marrón que avanzaba por la calle, a los tumbos. Codeé a uno y le hice una seña con

el mentón. A lo lejos se veía a un hombre y una caja de madera de dos patas con la noble figura de una cotorrita pintada en el

costado, con un fileteado impecable de “En memoria de Clementina, la cotorrita adivina”. En cuanto nos vio, el organillero rajó como

pudo, arrastrando la caja con una manito flaca y reseca. Los muchachos lo alcanzaron y lo trajeron como a un reo. Le sirvieron un

vaso de caña, lo sentaron en la mejor silla del bar, lo rodearon tal como se lo hubiese rodeado al papa. Con los ojos llorosos, con

el aliento perdido de quien pide un último deseo, le pidieron “La morocha”.
Horacio Silva Fagúndez - Paysandú (Uruguay)
----

[tangouruguayo] Carlitos Gardel ¡Cada día silba mejor!
Recibidos
x


Carlos Gardel a través de yahoogroups.com
15:58 (Hace 3 minutos)

para bcc: tangouruguayo

No se muestran las imágenes. Mostrar las imágenes a continuación - Mostrar siempre imágenes de gardeloriental@gmail.com

“Si no desea seguir recibiendo nuestras actualizaciones, por favor, reenvíenos el correo poniendo REMOVER en el asunto.
Carlos Gardel en el corto de El Carretero (1930), emite un increíble silbido, sin perder nunca la sonrisa...En esta charla radial

analizamos este aspecto poco comentado del canto del Zorzal Criollo: su gorjeo.O lo que es lo mismo, la importancia de su silbido y

tarareo a la hora de cantar y componer.Comprobaremos que desarrolló esta técnica desde sus inicios... ¡Y que Ignacio Corsini también

supo aplicarla!

Enlace

http://gardel-es.blogspot.com/p/noticias-y-novedades.html

De Marcelo O. Martínez



Difunde:

--
El Oriental
__._,_.___
------

FINAL DE TANGO DE URUGUAY EN ESPAÑA

Por tercer año consecutivo se realiza el Concurso Tango de Uruguay en España donde se busca al mejor artista o intérprete de tango

uruguayo. En esta oportunidad los espectadores podrán ver la actuación de los cuatro finalistas y será en esta instancia pública

donde el jurado seleccionará al ganador que participará en el Festival Internacional de Tango de Granada a realizarse el próximo año.



MIÉRCOLES 14, 19 HS.

CONCIERTO DE NAVIDAD LA NAVIDAD EN LA EDAD MEDIA Y EL RENACIMIENTO CONJUNTO ALFONSO X



Esta agrupación inicia sus actividades en Montevideo en el año 1978. Su repertorio está integrado por obras de la Edad Media y el

Renacimiento. El programa a interpretar, en este concierto, se compone por obras españolas de los periodos antes mencionados.

Integrantes: Rossana Acerenza (voz y percusión), Carlos de los Santos (voz, arpa judía y percusión), Mónica Ferré (voz, flautas y

salterio), Alejandro Giussi (laúd y viela), Daniel Leite (flautas, cornamusas y percusión), Mónica Machado (voz, guitarra, flautas y

percusión), Juan Carlos Ratto (flautas, cornamusas, zanfona y percusión.



JUEVES 15, 19 HS.

CONCIERTO

LA HERMANA MENOR



Como cierre del Ciclo Indie invitamos a La Hermana Menor, una de las formaciones de mayor trayectoria en el under de Montevideo, se

presenta por última vez en la capital hasta el próximo otoño, con un recital en el que interpretarán temas de sus tres discos y

adelantarán algunos del próximo.

Integrantes: Marcelo Alfaro (guitarra), Tüssi Dematteis (voz), Juan Sacco (guitarra), Ezequiel Rivero (teclados y percusión), Iván

Krisman (bajo) y José Nozar (batería, percusión).

VIERNES 16, DE 21 A 23 HS.

MUSEOS EN LA NOCHE

DJ / Perturba - Run

Puesta en escena / Casa Camaleón



El CCE se suma a la celebración del circuito museístico de Montevideo con una sesión DJ, en primer lugar, de Perturba / Run que harán

una intervención sonora y ambiental. Esta propuesta musical dará paso a una puesta en escena de Casa Camaleón basada en los

personajes del clown y el bufón. La primera figura se nos presenta con una esencia irremediablemente trágica del clown más allá de su

aspecto comediante. El bufón, en cambio, aparece como una forma primitiva de teatro que se crea a través de la observación de la

propia fealdad.

Elenco: Pamela González, Florencia Ceva, Leonardo de Mello, Victoria Olivera, Matías Ceva y Tania Eskin (bufones). Christian Ramírez,

Valentina Rivadavia, Alejandro Hernández y Sebastián Báez (clowns).



SÁBADO 17, 15 HS.

TEATRO PARA FAMILIAS

SALTONCITO



Inspirada en un cuento de Francisco “Paco” Espínola nos visita desde San José un sapo cariñoso, soñador y aventurero quien abandona

la seguridad su charco para vencer sus miedos y aprender del mundo.

¡Aventúrate a conocerlo!

Dirección: Julio Persa

Elenco: Paula Font, Romina Capote, Agustín Sellanes, Octavio Sepergo,

Gabriel Espino y Marcos Pérez.

RECOMENDADO PARA TODA LA FAMILIA

Por más información sobre cada actividad www.cce.org.uy,

Únete ahora y and sigue @EmbajadaEspUy.




--------------
diseño
bX-l4u1mh
INFORMACIÓN ADICIONALblogger

NFORMACIÓN ADICIONAL
blogID: 1051731437189843476
host: www.blogger.com
uri: /display

-------------------------------------------------------

IL GIOCO NEL TANGO Workshop con Javier Cura, sabato 17 dic Palazzin
Enviado por: "Tita Firpo" titafirpo@yahoo.com titafirpo
Lun, 12 de Dic, 2011 10:17 pm



CASA CAMBALACHE
In Palazzina Liberty

Presenta

IL GIOCO NEL TANGO
Workshop con Javier Cura

Sabato 17 Dicembre ore 16.00-21.00

Tutti i giochi stabiliscono a priori dei limiti che sono allo stesso tempo le loro possibilità. Attraverso diversi giochi di

relazioni fisiche ed espressive impareremo a riconoscere tutte le possibilità implicite nel tango. Questo ci porterà alla conquista

di un movimento contemporaneamente fluido e ludico, chiaro nella sua forma estetica, che darà spazio alla nostra immaginazione ed

espressività.
A questo scopo:
- utilizzeremo i concetti della dinamica dei fluidi con le sue spirali e i suoi vortici,
- li applicheremo al Tango arricchendolo con elementi del Tai Chi e della Contact improvisation
- approfondiremo tramite questi concetti il lavoro con l'asse e le spirali, le variazione sull'abbraccio, sacadas o barridas, i

bilanciamenti e contro bilanciamenti, e la continuità della fluidità sia nel proprio movimento come nella comunicazione con l'altro.

Utilizzeremo questi elementi non soltanto tecnicamente ma anche come un modo per sviluppare e arricchire la nostra relazione

espressiva con noi stessi e col nostro compagno/a.

Non si richiede compagno/a per partecipare.

I modulo: 16.00-18.30 (2 ore e 30min) costo 35 eu
II modulo : 18.30-21.00 (2 ore e 30min) costo 35 eu
I MODULO + II MODULO costo 65 eu

La partecipazione ai 2 moduli prevede l'ingresso gratuito alla milonga
La LIBERTY! Di sabato 17 dicembre dalle ore 22.30-2.00

Si può partecipare al modulo I e al modulo II singolarmente anche se è consigliabile fare tutte e due.


Info e prenotazioni
Tita Firpo
Cel 333-4711727: 3355243176
titafirpo@yahoo. com

CASA CAMBALACHE
Palazzina Liberty
Largo Marinai d'Italia, 1
20135 Milano

Javier Cura: è un artista multidisciplinare argentino americano. Laureato in Lettere Moderne presso l'Università di Buenos Aires

(Arg), successivamente si è dedicato alle belle arti, realizzando esposizioni di sue creazioni (sculture, assemblaggi di oggetti) e

installazioni presso gallerie d'arte in Buenos Aires, Argentina (Museo Nazionale Belle Arti, Ctro. Recoleta, Gal. Alberto Elia, ecc.)
E' attivo come performer e regista di opere di teatro e teatro-danza in Argentina, Colombia, USA, Italia, Germania e Indonesia. Il

suo lavoro è stato riconosciuto con diversi premi in Argentina ed in Italia.
Attualmente insegna Contact-Tango, Teatro Fisico e Contact-Improvisati on in vari paesi di Europa, Sudamerica ed U.S.A .
In qualità di docente e performer ha preso parte allo ZIP Contact Festival Internazionale di Orvieto, al Festival di Contact

Improvisation di Friburgo (Germania), al Festival Internazionale di Tango Alchemie di Praga (Repubblica Ceca), al West Coast Contact

Impro Festival di San Francisco (USA), Phantastango International Tango Festival (Germania).
La co-creazione per due danzatori/performer s "Los Otros Nosotros", basata sulla fusione di elementi di Contact Improvisation e Tango

in un contesto di Teatro Fisico, e' stata presentata al Dance Theater Farma Festival (Praga, Repubblica Ceca), al Festival di Terni

(Italia) e nella città di Mar del Plata (Argentina). Nel 2009 è stato invitato al Fabrik Potsdam Dance Theatre Festival dove ha

tenuto un ciclo di workshops culminati in una creazione di Tango e Teatro Fisico. Dal 2009 è attivo presso la Free University Berlin

nell'ambito della storia della danza moderna e contemporanea, collaborando a un progetto di ricerca sull'espressione emozionale nella

Contact Improvisation. Attualmente risiede a Berlino.
http://www.youtube. com/watch? v=nM575qk7l2U http://www.youtube. com/watch? v=elW1hxzzZDc http://www.youtube. com/watch?

v=lts3nIA0rmg
-----------------------------------------------------------------

Arriba
Decime, bandoneón
Siempre se vuelve al primer amor. Aunque esté cambiado, aunque haya pasado medio siglo. Raúl Jaurena, bandoneonista uruguayo, ganador

de un Grammy latino (2007), residente en Nueva York, debutó cuando tenía 13 años en los bailes de Carnaval en el Teatro Lavalleja de

la ciudad de Minas.

Comentar